St. Petri | Sigurd Lewerentz | Capítulo 5

Crónica de lo Inexplicable

 

 

 

REFLEXIONES

St. Petri es una interioridad espiritual liberada de pre-concepciones religiosas. Nada es evidente, ni tampoco lo que parece: El campanario no luce como tal ni sobresale por sobre el resto, la entrada no es anunciada, las cúpulas no existen, y las bóvedas no franquean el espacio, las figuras religiosas han desaparecido, y las santas escrituras no son transmitidas literalmente en forma de imágenes sino que han sido codificadas mediante ladrillos y mortero en forma de arquitectura.

La experiencia mística que acontece en la caverna rectangular, sin importar sexo, edad, raza o religión, puede que se deba a la precisa construcción de una atmósfera particular. Como de toda obra maestra de arquitectura, se pueden hacer una y mil interpretaciones, lecturas y relecturas, estudiar con detenimiento sus detalles, especular respecto del porque de cada una de las decisiones tomadas, intentar adivinar motivos, razones y circunstancias, pero sin duda, es muy difícil transmitir completamente la intensidad de la experiencia vivida.

Tengo la intuición de que el preciso y natural modo en que están hechas las cosas algo tiene que ver. La profunda reflexión sobre lo que debiera ser un espacio de meditación, la precisión de cada una de las decisiones involucradas para lograrlo, la forma, dimensión, posición,  proporción y relación de cada una de sus partes con el todo. Los misteriosos mensajes encriptados en cada uno de sus detalles, los valores que guiaron cada elección, la forma de sus elementos, la atmósfera particular producto de la mezcla entre la cálida temperatura, los rayos del sol penetrando la penumbra, el eco alterno de una gota resonante, la soledad en meditación, los reflejos de pequeñas llamas sobre rugosas superficies, un cielo ondulado y estrellas colgando.

Pero también presiento que en St. Petri algo inaprensible habita, algo que se niega a ser expresado con palabras, algo que se opone a ser descrito, algo que se escabulle para no ser capturado. Es allí en ese no se qué, del cual desconozco el cómo, ni me es posible explicar el por qué, donde radica a mi modo de ver la misteriosa intensidad de la caverna escandinava.

© Anders Clausson 

+  

Deep

Reading 

Architecture: 

Pin It on Pinterest

Share This